Un preso político palestino retenido en el campo de detención israelí del desierto de Ber Sheeva ha muerto en la mañana del viernes debido a una negligencia médica. Era Fadeil Shaheen, de 48 años de edad y natural de Gaza, condenado a ocho años por ser miembro del movimiento de Fatah, resistente a la ocupación israelí. Había cumplido tres de los ocho años de condena cuando se le diagnosticó diabetes.

Fuentes palestinas informaron que la ayuda médica que necesitaba fue negada por los guardas de la prisión israelí, cosa que lo ha conducido a la muerte esta mañana debido a un ataque de corazón.
Issa Qaraqi, miembro del parlamento palestino y encargado del comité para las detenciones políticas llevadas a cabo por Israel, dijo en el parlamento palestino: “…el ejército israelí había negado intencionadamente el derecho de proveer a Shaheen con el tratamiento que necesitaba, lo que le condujo directamente a la muerte”. Qaraqi pidió que un comité especial de la ONU investigue la muerte de Shaheen.

La Asociación de Prisioneros Políticos publicó una declaración el viernes en la que se decía que el ejército israelí no suministró a los detenidos políticos la ayuda médica necesaria, como una forma más de castigo para los detenidos. Shaheen es el 195 preso político que muere desde 1967.

Traducción al inglés, Ghassan Bannoura, IMEMC
Tradución al español, L.López, IMEMC

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail