En un intento de ayudar al Gobierno Israelí en su asedio a la Franja de Gaza, políticos Egipcios han acordado cortar totalmente los suministros a varias ciudades de la península del Sinaí en Egipto, que bordean la Franja de Gaza. Israel ha aislado completamente la Franja de Gaza del mundo exterior desde hace casi dos años, lo que ha causado graves sufrimientos a la población civil de Gaza. Organizaciones humanitarias Internacionales e Israelíes, incluyendo las Naciones Unidas, han condenado el asedio como una forma de castigo colectivo del pueblo Palestino, lo cual está prohibido por las leyes y tratados internacionales firmados por Israel.
El sábado, el gobierno Egipcio reiteró su apoyo a Israel, añadiendo que prestarán su apoyo al gobierno Israelí en su política de matar de hambre por la fuerza a la población de Gaza, aislando sectores de su propia nación que bordean la Franja.
Los Egipcios que viven en el Sinaí quedarán así castigados, por su crimen, que es vivir en un área cercana a la frontera con Gaza.
De acuerdo con el gobierno Egipcio, cortando los suministros a las ciudades Egipcias cercanas a Gaza, se eliminará la tentación de que los Palestinos de Gaza rompan la verja fronteriza para intentar conseguir suministros, como hicieron el 23 de Enero.
A la población encarcelada de Gaza, Israel le ha prohibido abandonar la Franja desde que Hamas fue elegido por el pueblo Palestino en Enero 2006. Israel ha prohibido que en la Franja de Gaza entre comida, medicamentos, ayuda humanitaria, además de parar todo el comercio, y la actividad de importación-exportación. Como resultado, la economía de la Franja de Gaza ha caído en picado – las tasas de desempleo son de alrededor de un 90%, y la población entera se ha vuelto dependiente de la ayuda extranjera que Israel no les deja llegar. Las tasas de desnutrición entre los niños se han disparado y cientos de pacientes han muerto debido a falta de atención médica.
Traducción: amdelmar – IMEMC

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail