Los Servicios de Seguridad Interior Israelí Shin Bet admitieron el domingo que el ejército Israelí está arrestando a familiares de los presos políticos Palestinos e interrogándoles para “extraer confesiones de los presos”, informaba el diario Israelí online Haaretz.Haaretz también decía que el responsable del Departamento de Interrogatorios en el Shin Bet (Servicios de Inteligencia Interior) informó al Comité de Derecho y Justicia del Knesset (Parlamento Israelí) que este método únicamente se ha utilizado una vez.
El Comité Público Israelí contra la Tortura presentó un informe al comité del Knesset el domingo, en el que se dice que el Shin Bet justifica los arrestos de los familiares de los detenidos Palestinos para ejercer presión sobre los detenidos.
El informe también relataba que este método es utilizado contra detenidos que son sujetos a tortura severa durante el interrogatorio, y que en uno de los casos, un detenido torturado intentó suicidarse.
Haaretz informaba que el Shin Bet manifestó que ellos dijeron que en el “único caso” que lo hicieron, los servicios de seguridad admitieron su error e informaron que no volverán a utilizar este método.
Un oficial del Shin Bet dijo que los servicios de seguridad escribieron un informe sobre el incidente y “lo arreglaron”.
El oficial añadió que el Shin Bet decidió parar este método, sin embargo admitió que el Shin Bet no dudará en arrestar e interrogar a familiares de los detenidos “sospechosos de tener conexiones con el terrorismo”, dijo Haaretz.
Varios grupos de Derechos Humanos Palestinos e Israelíes han publicado repetidamente informes de arrestos e interrogatorios de miembros de las familias de los detenidos que están siendo interrogados. En varios casos, los interrogadores amenazaron con violar a las esposas, las madres o las hermanas de los detenidos.
La violación está en contradicción con los principios básicos de los Derechos Humanos y constituye un crimen de guerra.
Traducción: amdelmar – IMEMC

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail