Un oficial de la comisión de coordinación israelí en el puesto de control de Eritz, en el norte de la Franja de Gaza, negó en una declaración enviada hoy por fax a la prensa, que Israel haya privado a Gaza recientemente de suministros de combustible. El alto oficial, D. Nair Peres, ha dicho que la noticia sobre la paralización de las ambulancias en la Franja de Gaza, ha sido sólo una acusación sin fundamento de lo que calificó de ‘grupos terroristas’ en Gaza, con el objetivo de sabotear las buenas relaciones de vecindad entre Israel y Gaza, a costa de la población de Gaza.

Añadió que los últimos ataques a los pasos de Nahal Auza y Kerem Shalom, usados para la canalización de combustible y mercancías a la Franja han sido destinados a dañar los intereses de la población de Gaza.

El dirigente israelí ha afirmado que poco antes del ataque a la terminal de Nahal Auz, Israel la utilizó para bombear combustible para Gaza y que Israel sigue enviando por barco combustible, incluso después de que se produjese el ataque.

‘Sin embargo, el jueves al mediodía, hubo un intento por parte de los palestinos de bombardear un camión cargado con combustible, cerca del cruce’-señaló.

‘Hay grandes cantidades de benceno y gasolina en el lado palestino del paso de Nahal Auz, pero los palestinos se niegan a recibir tales cantidades durante las últimas tres semanas. Estas cantidades pueden satisfacer las necesidades humanitarias, ambulancias, la agricultura y la industria pesquera, así como las necesidades de los municipios locales en Gaza”, explicó.

El oficial israelí dejó claro que los palestinos deben entender que la continuación del “terror” dirigido por Hamas daña en primer lugar y por encima de todo a los intereses de la población palestina en la región costera.

La crisis de combustible en Gaza ha empeorado en los últimos días, ya que Israel mantiene un cierre estricto de los pasos fronterizos, a raíz de una serie de ataques de la resistencia palestina.

La semana pasada, la Asociación de estaciones de combustible con sede en Gaza, declaró a IMEMC que hay 180,0000 litros de gasolina y benceno en la terminal de combustible de Nahal Auz, sin embargo, la asociación se niega a recibirlos, exigiendo a la parte israelí que permita más envíos a la Faja.

El territorio costero necesita al menos entre 600,000 y 700,000 litros de combustible y de 300 a 350 toneladas de gas de cocina diarios. El pasado miércoles, Israel envió tan solo 90 toneladas de gas de cocina y 180,0000 litros de combustible, utilizados por la planta de energía de Gaza en la generación de electricidad a la sitiada ciudad de Gaza con 1,5 millones de residentes.

En octubre del año pasado, Israel comenzó a reducir el suministro de combustible al territorio costero y a limitar el envío de combustible para la electricidad, para exigir al partido islamista gobernante de Hamas que cesase el disparo de munición de fabricación casera desde Gaza hacia ciudades israelíes cercanas.

El movimiento israelí ha sido tachado de ‘castigo colectivo’ por diversos organismos de todo el mundo, incluido el Parlamento Europeo, que el pasado febrero pasó una resolución que exige a Israel que levante el embargo que dura ya 10 meses.

Israel a situado a Gaza bajo un estricto sitio, después de que Hamas tomase el poder en la Franja de Gaza en junio de 2007, en medio de una lucha por el poder con el partido Fatah del presidente Mahmoud Abbas, quien se ha comprometido con las negociaciones de paz con Israel.

Traducción M.A.B para IMEMC

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail