El Centro de Información Pro-Derechos Humanos en los Territorios Ocupados (B’Tselem) emitió el lunes un informe expresando grave preocupación por el gran número de bajas civiles que fueron causadas por el ejército Israelí en los últimos días. B’Tselem informó que desde el 27 de Febrero hasta la tarde del 3 de Marzo, 106 Palestinos fueron matados en la Franja de Gaza, y que por lo menos 54 de ellos incluyendo 25 menores, no tomaron parte en la lucha.
El Centro añadió que al menos 46 de los residentes heridos eran niños.
La información del Centro llegó en respuesta a una iniciativa del Ministro de Defensa Israelí que decía que el ejército investigaría “la legalidad de bombardear áreas utilizadas por los combatientes Palestinos para lanzar cohetes caseros a las áreas adyacentes Israelíes”.
B’Tselem manifestó que incluso si el ejército dispara a “blancos militares legítimos” tales ataques están prohibidos si es posible que causen daño a los civiles en esas áreas, y añadió que poner como blanco, barrios desde los cuales se disparan cohetes, se considera indiscriminado y un grave quebrantamiento de la ley internacional.
B’Tselem añadió que no había podido llevar a cabo una investigación completa de los sucesos ya que el ataque no paró hasta el lunes por la mañana, pero informó que una investigación inicial de algunos incidentes, en que se mataron civiles genera una grave preocupación de que el ejército está utilizando una fuerza excesiva y desproporcionada y además está fracasando en distinguir entre civiles y combatientes.
El Centro dijo que en uno de los casos, el ejército mató cuatro niños identificados como ‘Ali Dardona, de 8 años, Muhammad Hamudah, de 9, Dardona Dardona, de 12, y ‘Omer Dardona, e hirió a dos más mientras jugaban a fútbol en la calle, al este del campo de refugiados de Jabalya el 28 de Febrero.
Una investigación llevada a cabo por el centro reveló que los cohetes Qassam podían haber sido lanzados desde un área cercana, a unos 100 metros de distancia, pero que sin embargo no se mató ni hirió a ningún combatiente armado en el bombardeo.
B’Tselem también confirmó que el ejército mató a Iyad y Jacqueline Mohammad Abu Shbak, de 16 y 17 años, mientras estaban en su casa y miraban los combates a través de la ventana de la misma, al este de Jabalya. Los impactos en el hermano asesinado y su hermana fueron en la cabeza y en el pecho.
B’Tselem también investigó la muerte de Mohammad Al Bora’ey, de 6 meses en el barrio de Al Rimal en la ciudad de Gaza el 27 de Febrero. Varios habitantes fueron heridos en el incidente ya que el ejército bombardeó los alrededores del Ministerio del Interior.
El edificio donde el ministerio está situado es un edificio civil sin ninguna presencia militar, y por lo tanto no es un objetivo militar.
B’Tselem hizo un llamamiento a ambos lados del conflicto a atenerse a la ley y a proteger a los civiles, que no tienen nada que ver con los enfrentamientos.
Traducción: amdelmar – IMEMC

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail