La anciana Zakya Al-‘Amory, residente del campo de refugiados de Balata, situado al norte de Cisjordania en la ciudad de Nablus, murió el jueves por la mañana cuando soldados israelíes atacaron su casa para arrestar a su hijo. Un testigo informó que las tropas entraron en la casa y buscaron al hijo de Al ‘Amory, aterrorizándola y provocándole un ataque de corazón. Las tropas la socorrieron durante 15 minutos y llamaron a una ambulancia para que la trasladaran al hospital. Sin embargo, fue demasiado tarde y murió nada más llegar.

Otras fuentes afirmaron que las tropas israelíes invadieron el campo de refugiados en horas tempranas del jueves, buscando a palestinos y que abandonaron la zona arrestando a tres palestinos y matando a una anciana.

Traducción,L.López, IMEMC

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail