El ataque suicida de Simona no constituye una violación palestina de la seguridad a pesar de que sus autores provenían de la franja de Gaza, aseguró, el lunes por la tarde, el ministro palestino de la información, Riyad Al Maalki. El lunes, al mediodía, dos palestinos de Gaza se inmolaron en un centro comercial en la ciudad israelí de Simona, al sur del país. Los dos palestinos y una mujer israelí murieron en el ataque. Las fuentes israelíes contabilizan 10 heridos.

Las declaraciones de Al Maalki se produjeron después de una reunión del gobierno en la ciudad Cisjordania de Ramallah, el lunes por la tarde. El ministro afirmó, también, que el ataque no afectará las negociaciones israelí-palestinas en curso.

Al Maalki negó que Fatal tuviera nada que ver con el ataque y concluyó su comparecencia con una condena de la violencia, en nombre del gobierno.

Tres grupos de la resistencia palestina han reivindicado la explosión de Simona, entre ellos las Brigadas de los mártires de Al-Aqsa (una ramificación de Fatah, el partido del presidente Mahmoud Abbas), las Brigadas de Abu Ali Mustafa (brazo armado del Frente Popular para la Liberación de Palestina), y un grupo, desconocido hasta la fecha, llamado Brigadas de Resistencia Nacional.

Traducción, JVP, IMEMC

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail