El residente Sameer Abu Khweira de la zona de Khallit Al Amoud, en la ciudad de Nablus, al norte de Cisjordania, informó el miércoles que soldados israelíes le obligaron a él y a su hermano a acompañarles cuando los soldados irrumpieron en dos domicilios. Sameer afirmó que el miércoles, aproximadamente a las 2:20 horas, los soldados irrumpieron en su domicilio y le obligaron a él y a su hermano Sa’id a caminar delante de ellos, cuando irrumpieron en dos viviendas de la zona.

Añadió que tanto él, como su hermano y su tío tuvieron que permanecer en el frío durante más de 30 minutos y fueron utilizados como escudos humanos, cuando los soldados irrumpían en las casas cercanas, las registraban y secuestraban a cuatro residentes.

Sameer también dijo que este acto les puso bajo peligro ya que los soldados estaban llevando a cabo acciones militares mientras les usaban como Escudos Humanos.

Por lo menos 23 residentes fueron secuestrados por el ejército en Nablus el miércoles de madrugada y durante las primeras horas de la mañana.

El Centro de Información Israelí para los Derechos Humanos en los Territorios Ocupados, B´Tselem, tiene publicado un informe que incluye testimonios de los residentes que fueron utilizados como escudos humanos a pesar de la prohibición dictada por el Tribunal Supremo de Justicia de Israel.

Uno de los incidentes tuvo lugar el 25 de Febrero de 2007, cuando los soldados israelíes utilizan dos niños y su tío como Escudos Humanos. Los dos niños, de 11 y 15 años de edad, además de un joven residente de 25 años, se vieron obligados a caminar delante de los soldados y sus todo terrenos durante la ofensiva ‘Operación Invierno Cálido’.

B’Tselem presentó un recurso ante el Fiscal Militar de Israel y le exigió una investigación sobre la cuestión.

El 6 de octubre de 2005, el Tribunal Supremo dictaminó que era ilegal para el ejército usar a civiles palestinos durante las acciones militares.

La decisión fue tomada en una petición que el Centro de Información Israelí para los Derechos Humanos en los Territorios Ocupados (B’Tselem) y otras seis organizaciones de derechos humanos presentaron en el año 2002.

La petición vino seguida del uso de civiles palestinos como escudos humanos por parte del ejércitgo israelí que ocurría desde el comienzo de la segunda Intifada, principalmente durante las operaciones de IDF llevadas a cabo en los centros poblados de palestinos, como ocurrió en la Operación Escudo Defensivo, según informa B’Tselem.

El uso de la población civil es una medida prohibida internacionalmente que constituye un Crimen de Guerra y sólo está formalmente prohibida por la legislación israelí, pero el ejército utiliza a civiles como escudos humanos y hace caso omiso del derecho internacional.

Traducción, M.A.B, IMEMC

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail