Un grupo de jeeps del ejército israelí invadía la aldea de Burken, situada al oeste de Jenin, y secuestraron a un civil el lunes al amanecer. Según los testigos, los soldados buscaron, registraron, y revolvieron una serie de hogares. Los soldados también obligaron a los hombres a salir de sus hogares y les interrogaron sobre el terreno.

Antes de abandonar la aldea, las tropas israelíes secuestraron a Hillal Khalaf, de 25 años de edad, según añadían los testigos.

Traducción, M.A.B, IMEMC