El martes, el Ministro de la Vivienda Israelí, Ze’ev Boim informó a los medios que el Primer Ministro Israelí Ehud Olmert ha aprobado planes para edificar 884 nuevas viviendas para colonos en Jerusalén Este. Boim dijo que Olmert había aprobado el proyecto antes de salir para los EEUU el lunes por la noche para mantener conversaciones con el Presidente Bush, con referencia a las cuestiones conjuntas de defensa para contrarrestar el programa nuclear de Irán.

Israel publicó el nuevo plan el lunes, lo cual es otra violación de la Ley Internacional.

La Casa Blanca y las Naciones Unidas expresaron su preocupación por el plan de Israel de edificar 844 casas nuevas para colonos en el ocupado Jerusalén Este.

Dana Perino, portavoz de la Casa Blanca, informó que los Estados Unidos no creen que deban edificarse más asentamientos, ya que este tema crea tensión en las conversaciones de paz con los Palestinos.

Ella añadió que la expansión de los asentamientos existentes en Jerusalén Este es parte del problema por el cual los Palestinos sienten que Israel no se toma en serio la paz y que “no está actuando de buena fe”.

El Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, también expresó grave preocupación por el tema y añadió que el gobierno Israelí no ha parado la construcción de asentamientos en el territorio Palestino ocupado, lo cual viola la ley internacional y los compromisos de Israel al plan de paz Hoja de Ruta y a la Cumbre de Anápolis.

Traducción: amdelmar, IMEMC

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail