En la √ɬļltima de una serie de provocaciones durante esta semana, el gobierno israel√ɬ≠ ha retenido parte de la financiaci√ɬ≥n mensual de la Autoridad Palestina – impuestos recaudados entre la poblaci√ɬ≥n palestina por las fuerzas de ocupaci√ɬ≥n israel√ɬ≠es, que luego pagan al gobierno palestino a su discreci√ɬ≥n.
Los ingresos fiscales que normalmente se pagan a la Autoridad Palestina sirven para pagar los sueldos de los empleados p√ɬļblicos, la asistencia m√ɬ©dica, las pensiones de jubilaci√ɬ≥n y las ayudas a los discapacitados palestinos. La Autoridad Palestina desde hace mucho tiempo ha rogado a las autoridades israel√ɬ≠es que le permitan recaudar y distribuir el dinero de sus impuestos, pero la autoridad de ocupaci√ɬ≥n israel√ɬ≠ siempre se ha negado. En tiempos de tensi√ɬ≥n, el Gobierno israel√ɬ≠ a menudo se niega a dar al gobierno palestino los impuestos pagados por el pueblo, como una forma de castigo al gobierno palestino debido a decisiones diplom√ɬ°ticas o pol√ɬ≠ticas que no son aceptables para Israel.

En este caso, los75 millones de d√ɬ≥lares mensuales a ingresar, fueron retenidos por el gobierno israel√ɬ≠, despu√ɬ©s de que el Primer Ministro palestino Salam Fayyad pidiese el fin a la expansi√ɬ≥n de los asentamientos ilegales de jud√ɬ≠os de Israel en tierras palestinas incautadas en Cisjordania. Fayyad escribi√ɬ≥ una carta a la Uni√ɬ≥n Europea instando a los primeros ministros a rechazar la admisi√ɬ≥n de Israel en la Uni√ɬ≥n Europea hasta que Israel deje de ‘hacer caso omiso a sus obligaciones internacionales’ de poner fin a la expansi√ɬ≥n de los asentamientos en territorio palestino.

El gobierno israel√ɬ≠ acus√ɬ≥ a Fayyad, que es ampliamente respetado por los gobiernos occidentales, de tratar de ‘minar’ las relaciones de Israel con la Uni√ɬ≥n Europea. As√ɬ≠ pues, en respuesta, el Ministro de finanzas israel√ɬ≠, Ronni Bar-On decidi√ɬ≥ castigar a todos los empleados del gobierno palestino, los pensionistas jubilados, y los discapacitados, neg√ɬ°ndose a entregar al pueblo palestino los ingresos fiscales. El Ministro de Hacienda cedi√ɬ≥ un poco despu√ɬ©s de un clamor popular, y se ha comprometido a entregar una parte de los ingresos fiscales, pero mantener retenido la mayor parte del dinero.

El paso marca un nuevo mínimo en las relaciones entre el actual gobierno israelí y el Gobierno no electo del Presidente palestino Mahmoud Abbas. Abbas, nombró a su gobierno bajo la presión de Israel, después de que el gobierno israelí se negase a aceptar los resultados de las elecciones legislativas palestinas de 2006 que daban el poder de la Autoridad Palestina al movimiento islámico de Hamas.

Traducción M.A.B para IMEMC

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail