El departamento de comunicación de Asrana (Nuestra detenidos), un centro de Jerusalén, expresó un llamamiento a los grupos de Derechos Humanos, la Cruz Roja y miembros árabes israelíes del Knesset, para actuar en la formación de un comité internacional para investigar las prácticas ilegales israelíes contra los detenidos.

El jefe de la oficina, Abu Monqith Roomy, declaró que el ejército humilla, tortura y abusa de los detenidos tras ser arrestados, y también se les interroga, incluso antes de que sean trasladados a los centros de interrogatorio.

‘Los soldados est√ɬ°n llevando atentados mortales contra los detenidos’, dijo Abu Roomy, ‘A ellos no les importa si el detenido es joven o viejo, enfermo√Ę‚ā¨¬¶’.

Varios detenidos que fueron recientemente liberados, especialmente jóvenes detenidos, dijeron que fueron obligados a firmar declaraciones que no podían leer, ya que estaban escritas en hebreo. Luego ya en los tribunales, los detenidos se sorprendieron al saber que estas declaraciones les acusaban y les obligaban a recibir duras condenas, mientras los tribunales ignoraban el hecho de que estas declaraciones debían ser anuladas.

Traducción M.A.B para IMEMC

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail