La mujer del detenido, Adnan Hamarsha, expresó un llamamiento a los grupos de Derechos Humanos y la Comunidad Internacional para que intervengan en la liberación de su marido que fue encarcelado por Israel bajo detención administrativa sin cargos y lleva más de cinco años consecutivos.

Las autoridades penitenciarias israelíes han renovado la orden de detención administrativa contra Hamarsha 18 veces, sin presentar cargos en su contra.

Su esposa declaró a Ahrar Centro de Estudios para los Detenidos, que fue secuestrado por el ejército el 28 de diciembre de 2003, lo que significa que lleva detenido 54 meses.

Hamarsha se encuentra actualmente detenido en el campo de detención de Negev. Nació el 5 de octubre de 1965 y es padre de seis hijos.

El centro Ahrar publicó que son más de 1000 los detenidos que han sido encarcelados en virtud de órdenes de detención administrativa, y que el único motivo para seguir detenidos es la justificación de los servicios de seguridad de Israel que los considera ‘una amenaza para la seguridad de la zona’.

A los abogados que defienden a los detenidos encarcelados bajo órdenes de detención administrativa, no se les permite ver sus expedientes ya que Israel los tiene clasificados como ‘archivos secretos’, lo que significa que incluso el abogado no puede saber de qué cargos, si es que hay alguno, se acusa a los detenidos.

Cabe mencionar que Hamarsha ha pasado más de 10 años en cárceles israelíes por sus actividades políticas. Pero ahora, ya que es encarcelado bajo órdenes de detención administrativa, que se renuevan cada seis meses, su familia vive con la esperanza de que va a ser puesto en libertad, pero esta esperanza se desvanece cada vez que estas órdenes se renuevan.

Por lo general, las autoridades israelíes informan al detenido de que su orden de detención ha sido renovada sólo un día antes de que vaya a ser puesto en libertad, y en algunos casos, el detenido es informado de la renovación el mismo día que se está preparando para ser puesto en libertad, pocas horas antes.

El Centro Ahrar ha hecho un llamamiento a los grupos de Derechos Humanos para intervenir y poner de relieve el caso de Hamarsha que también está sufriendo por varias enfermedades crónicas, incluyendo alta presión arterial y asma.

El jefe del centro, Fuad Al Khoffash, ha dicho que debería haber una intervención por parte de grupos de abogados de derecho internacional, a fin de exponer esta cuestión, así como las prácticas ilegales israelíes contra los detenidos palestinos.

Traducción M.A.B. para IMEMC

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail