El partido gobernante de Hamas en Gaza describió ayer la reunión en Jerusalén de Olmert y Abbas como una ‘torpe’. El portavoz de Hamas, Fawzi Brhoum dijo en un comunicado enviado por fax a la prensa, que la última reunión entre el Presidente Mahmoud Abbas de la Autoridad Palestina y el Primer Ministro israelí, Ehud Olmert, daría legitimidad a mantener en marcha las actividades de asentamientos israelíes en tierras palestinas ocupadas.
‘La reunión constituye un salvavidas para Olmert a la sombra de las repetidas acusaciones de corrupción que tiene en su contra. Por otra parte, una reunión de ese tipo, tener lugar siempre después de un crimen o crisis israelí”, dice la declaración.

Barhoum afirmó que las conversaciones Abbas-Olmert de los últimos meses sólo sirven a un propósito: reforzar el papel de la Autoridad Palestina como guardian de ocupación de las fronteras por parte de Israel, a expensas del derecho del pueblo palestino a luchar contra la ocupación israelí.

Ayer, el Presidente Abbas se reunió con el Primero Ministro en la residencia de este último, en Jerusalén Oeste. Olmert reiteró la intención de Israel de llevar a cabo más actividades de asentamiento en los territorios palestinos.

Washington, que hace de mediador en las conversaciones de paz entre las dos partes, expresó ayer su preocupación por un plan israelí de construir más de 800 nuevas viviendas en la Jerusalén oriental ocupada.

Las actividades de colonización representan un obstáculo en el camino de las negociaciones de paz que Washington quiere concluir a finales de este año con una solución de dos Estados.

Traducción M.A.B para IMEMC