Fuentes Palestinas de la ciudad de Nablus, en la parte norte de Cisjordania, informaron el viernes por la noche que doce combatientes de las Brigadas de al Aqsa, brazo armado de Fatah, escaparon de la cárcel Palestina de Jneid en la ciudad, después de enfrentarse con los funcionarios de la prisión, miembros de las Fuerzas de Seguridad Palestinas. Mahdi Abu Ghazala, líder de las Brigadas de Nablus, informó a la Agencia de Noticias Maan que él y el resto de los combatientes tuvieron que escapar debido al “tratamiento cruel y duro a que se ven sometidos los combatientes en manos de las fuerzas de seguridad”.
Añadió que personal de seguridad enmascarado atacaba a los combatientes y les golpeaban con bastones, lo que constituye una violación directa del acuerdo al que llegaron los combatientes de entregarse ellos mismos a las fuerzas de seguridad Palestinas en vez de ser arrestados por Israel.
Abu Ghazala añadió que los combatientes no regresarán a la cárcel pero dijo que seguirán comprometidos a respetar el alto el fuego con Israel. El primer grupo de combatientes se entregó a las fuerzas de seguridad el 1 de Enero de 2008, mientras que el segundo grupo se entregó el 8 de Enero de 2008.
Israel asegura que los combatientes eran responsables de matar a más de 1.100 Israelíes, incluyendo soldados y colonos, desde 2001.
En una entrevista con el diario Israelí online Haaretz, el antiguo líder de las Brigadas Al Aqsa, Zakariyya Zobeidi, dijo que Israel nunca ha cumplido su compromiso de perdonar a los combatientes que se entregaran después del período acordado de tres meses.
Haaretz citó que Zobeidi había dicho que Israel y la Autoridad Palestina les mintieron ya que habían prometido encarcelar a los combatientes durante tres meses, y que después, serían indultados por Israel si no participaban en ningún ataque más.
Traducción: amdelmar – IMEMC

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail