Al menos 22 civiles fueron heridos por el fuego del ejército Israelí, cuando las tropas atacaron una manifestación noviolenta en el pueblo de Na’alen, situado cerca de la ciudad de Ramallah, en el centro de Cisjordania, el viernes al mediodía. Además cuatro civiles Israelíes que participaban en la manifestación, fueron secuestrados por fuerzas Israelíes y llevados a destinos desconocidos. Los aldeanos de Na’alen organizaron una protesta el viernes, contra el muro ilegal Israelí que está siendo edificado en las tierras de los habitantes del pueblo.

Según informantes del pueblo, la protesta tuvo lugar en dos oleadas en un intento de parar que los buldózeres destruyan las tierras de cultivo del pueblo.

Salah Al Khawaja, del Comité Popular local contra el Muro, dijo que los soldados atacaron a los manifestantes con gases lacrimógenos, balas de acero forradas de goma, y granadas explosivas, hiriendo a 22.

Al Khawaja añadió que las tropas atacaron a los habitantes del pueblo en sus casas después de la manifestación, y cerraron todas las carreteras de entrada o salida del pueblo.

Traducción: amdelmar, IMEMC