El detenido Palestino Basheer Hashshash, de 28 a√ɬĪos, est√ɬ° enfrent√ɬ°ndose en estos momentos a un grave deterioro de su salud, ya que sufre de una enfermedad de coraz√ɬ≥n, colesterol alto e hipertensi√ɬ≥n, pero no recibe el tratamiento m√ɬ©dico necesario, debido a la continua negativa de la Administraci√ɬ≥n Israel√ɬ≠ de la Prisi√ɬ≥n. El Secretario General de los Comit√ɬ©s (Populares) Palestinos, Azmi Shiokhy inform√ɬ≥ que los cuatro hermanos de Basheer murieron debido a la misma enfermedad, y a√ɬĪadi√ɬ≥ que Basheer est√ɬ° ahora muy d√ɬ©bil y necesita urgente atenci√ɬ≥n m√ɬ©dica.

Shiokhy hizo un llamamiento a la comunidad internacional y a la Cruz Roja para que intervengan para conseguir la liberación de Basheer para permitirle recibir la atención médica necesaria.

Criticó duramente las violaciones constantes de los Israelíes contra los detenidos, y la falta de alimentación y ropa de vestir.

Shiokhy tambi√ɬ©n dijo que todos los detenidos enfermos tienen el derecho de recibir tratamiento medico, a√ɬĪadiendo que este derecho est√ɬ° garantizado por los acuerdos internacionales y la Cuarta Convenci√ɬ≥n de Ginebra.

Manifestó que la negligencia médica practicada contra los detenidos está causando más complicaciones y es otro intento Israelí que quiere quebrantar la voluntad de los detenidos y su firmeza.

Hay que citar que más de 195 detenidos han muerto en cárceles Israelíes desde 1967. Algunos de ellos murieron a causo de negligencia médica, mientras que otros murieron debido a torturas extremas.

La Sociedad manifestó que hay 1.200 detenidos que están sufriendo varias enfermedades, mientras que algunos de ellos están paralíticos o sufren de heridas sufridas durante su arresto.

La Sociedad Nafha que defiende los Derechos de los Detenidos y los Derechos Humanos informó recientemente que hay 41 detenidos que están actualmente en el Hospital Penitenciario de Al Ramla. Algunos de ellos necesitan diálisis, a otros les han operado de los intestinos y de la vesícula biliar, mientras que otros sufren de cáncer o enfermedades crónicas.

Traducción: amdelmar, IMEMC

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail