El ex Presidente de los EE.UU., Jimmy Carter, llegó el martes a cisjordana ciudad de Ramala y dejó unas flores sobre la tumba del difunto Presidente de Palestina, Yasser Arafat. Durante su visita, Carter se reunió a un alto dirigente de Hamas, provocando la indignación de dirigentes israelíes que ya se encontraban a disgusto por visita, propuesta a título personal, a Oriente Medio. Carter también colocó una corona de flores sobre la tumba del difunto presidente palestino, Yasser Arafat.

En una recepción en la ciudad Cisjordania de Ramala, organizada por la oficina de Carter, el ex presidente abrazó a Nasser Al Sha’er, una figura política de alto nivel de Hamas, conforme le saludaba.

En la cultura árabe, el dar la mano y los abrazos entre hombres en una reunión, es una costumbre común indica respeto mutuo y honor.

‘Nos abrazamos, y resultó una cálida recepción’, dijo Al Sha’er a Associated Press, ‘Carter ha preguntado que qué puede hacer para lograr la paz en la región, y le he dicho que las posibilidades de paz son altas.’

La oficina de Carter, se negó a hacer comentarios, diciendo que no habla de sus sesiones a puerta cerrada.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores israelí, Yigal Palmor, rechazó la reunión entre Carter y Al Sha’er.

El Ministro dijo que Hamas está comprometido con la destrucción de Israel, y que no promueve la paz y el entendimiento.

Después de la visita a Israel y Cisjordania, Carter tiene previsto visitar Arabia Saudita, Egipto, Jordania y Siria.

Carter instó a los Estados Unidos e Israel a poner fin al sitio impuesto a la Franja de Gaza y a detener el aislamiento del movimiento Hamas. Tanto su visita como las declaraciones fueron criticadas por los Estados Unidos e Israel.

También declaró que Siria y el movimiento Hamas estarán involucrados en el acuerdo final de paz, por lo tanto, deberían participar del proceso de paz.

Traducción, M.A.B, IMEMC

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail