Los representantes de varios países occidentales se retiraron el miércoles de una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU después de un discurso que fue emitido por el adjunto del representante de Libia, Ibrahin Al Dabashi. En su discurso, Al Dabashi comparó la situación en la Franja de Gaza a los campos de concentración nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Los diplomáticos en el Consejo de Seguridad dijeron que ‘estos comentarios surgieron durante un período de sesiones que se celebraba sobre Oriente Medio’.

Después de eso, los diplomáticos abandonaron la sesión en protesta por estos comentarios. Entre esos altos diplomáticos que abandonaron la sesión estaban los enviados de los Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Bélgica y Costa Rica.

Uno de los diplomáticos dijo que ‘tratamos de ser tolerantes cuando se trata de diferentes puntos de vista, pero con límites’.

Al Dibashi hizo estas observaciones cuando se discutía sobre un proyecto de declaración propuesto por Libia y otros países, para expresar su profunda preocupación por la crisis humanitaria en la Franja de Gaza.

Domisani Komalu, representante de Sudáfrica ante las Naciones Unidas y actual jefe del Consejo de Seguridad, que consta de 15 países miembros (cinco de ellos son miembros permanentes: EE.UU., Gran Bretaña, Francia, Rusia y China), clausuró la reunión tras la retirada de los representantes occidentales.

En una conferencia de prensa celebrada después del período de sesiones, Komalu dijo que el Consejo de Seguridad ha fracasado una vez más en llegar a un acuerdo, y que debatirá la cuestión más adelante.

Karin Peres, un alto funcionario británico dijo que ‘varios de los miembros del Consejo se molestaron por la comparación que hizo el dirigente libio entre la situación en la Franja de Gaza y el Holocausto nazi; no creen que estas declaraciones ayuden a impulsar el proceso de paz. ‘

Traducción, M.A.B, IMEMC